La Huella de Carbono: Nuestro Impacto en el Clima Global

Los gases de efecto invernadero o GEI, son aquellos gases que tienen la capacidad de alterar los niveles de radiación solar que nuestro planeta refleja al espacio, de tal forma que pueden atrapar parte de esa radiación y acumularla en la atmósfera, incrementando la temperatura media de las masas de aire que determinan los ciclos climáticos.

La Huella de Carbono estima cuánta cantidad de gases de efecto invernadero es producida al realizar nuestras actividades, especialmente si estas involucran procesos que requieran un gran consumo energético, debido a que el principal gas de efecto invernadero es el CO2 de los combustibles fósiles.

El cálculo de nuestra Huella de Carbono permite determinar nuestro grado de responsabilidad sobre el calentamiento global, cuya alarmante aceleración, la cual ya afecta negativamente la economía de todos los países, ha sido originada principalmente por el auge de las actividades industriales en los pasados dos siglos.

Estimación de Nuestra Huella de Carbono

Estimar la Huella de Carbono de nuestra organización es fundamental para determinar no sólo nuestra cuota de impacto sobre el clima que generan nuestras actividades, procesos, productos o servicios, con el fin de reducirla, sino para optimizar nuestros procesos de la forma más eficiente, así como impulsar a nuestros proveedores —cuyos insumos son parte de nuestra huella— a mantener el mismo estándar.

Actualmente existen muchas formas para estimar nuestra Huella de Carbono, cuya meta final es obtener el certificado de C-Neutralidad o Carbono Neutralidad mediante diferentes tipos de procesos de ajuste y compensaciones.

Entre las herramientas más destacadas están los estándares internacionales ISO, con la norma 14064-1, y también el Green House Gas Protocol del World Bussines Council for Sustainable Development.

Por lo general estas normativas ponen énfasis en seis gases, medidos según su equivalente de efecto invernadero comparado con el dióxido de carbono: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6)

Le ayudamos a reducir la Huella de Carbono de su organización a través de la optimización de sus procesos productivos.

La Carbono Neutralidad Como Beneficio Mutuo con la Sostenibilidad

Para obtener la Carbono Neutralidad, las organizaciones deben cumplir con una fórmula cuyo resultado compute en cero. En ella se deben determinar con precisión las emisiones de gases de efecto invernadero de los procesos, productos, actividades o servicios, y luego restar las reducciones o remociones internas realizadas, así como las compensaciones externas.

Una vez que la empresa sea certificada por expertos profesionales en medición de la Huella de Carbono y en certificaciones de C-Neutralidad, como es el caso de OSD Consultoría Ingtegral, especialistas y líderes en este campo, los beneficios legales, ambientales y económicos pasarán muy pronto a formar parte de los estándares corporativos y su imagen pública.

En OSD Consultoría Ingtegral estamos para apoyarle con soluciones prácticas y eficaces, para que los primeros beneficios de un mundo más sostenible estén de su lado.

 

 

Referente a este artículo en nuestro Blog: Medicion de la Huella de Carbono